CIUDADES DE DIOS

Las ciudades de Dios son comunidades para las personas más vulnerables de Colombia donde se vive una experiencia de crecimiento espiritual, siempre hay una capilla y una casa para la comunidad religiosa que vive y trabaja para cada ciudad de Dios. Complementado con programas de vivienda, educación, alimentación y proyectos productivos enmarcados dentro de objetivos de desarrollo sostenible.​ ​ No es solo ayudar y aprender en un fin común; fundamental es darse al otro en servicio.
Las ciudades de Dios impulsan el voluntariado como una oportunidad de recibir visitantes que desean aprender de la realidad de otras comunidades, vinculándose a uno de los programas que trabajan. No se trata solamente de ayudar a las personas, sino de aprender de ellas, haciendo equipo, en torno a un fin común. El voluntariado es un medio para compartir una experiencia de vida significativa. Las ciudades de Dios están ubicadas en diferentes regiones de Colombia, lo que permite que el voluntario pueda combinar viajes a nuevas culturas, ganar experiencia e ir construyendo un historial de servicio. ​Las personas que participan en el Programa de voluntariado de las ciudades de Dios, se convierten en transmisores de los valores y el carisma que las identifican, generando un efecto multiplicador, como agentes de sensibilización del entorno y las necesidades de las comunidades con las que interactúan.